De los grandes silenciosos, la lista del gozo y decir verdades

CINE TDS

A veces el foco no quiere encenderse. La bombilla se funde, la señal falla, el dimmer (un aparato que reparte y ordena la señal eléctrica en los teatros) salta, la mesa de luces se ríe en tu cara… Creo que es la lección más valiosa que he aprendido des de la cabina de un teatro. A veces el foco simplemente no quiere. Valiosa metáfora, ¿No creéis? ¿Cuántas veces en la vida lo hacemos todo bien y sin embargo la luz no se enciende? En el cine pasa constantemente. Todo está bien: Interpretaciones coherentes, dirección sobria, buena banda sonora, montaje con sentido, guión redondo… Todo está bien y sin embargo algo falla. Algo complicado (imposible) de explicar falla y todo se va al garete. La suerte de los grandes directores es que pueden vivir, al menos en parte, de renta y aunque David Fincher pinche en la reciente “Perdida” (2014) todos sabemos que es uno de los grandes silenciosos y lo podemos disfrutar en la inteligente, ojo al guión del grandísimo Aaron Sorkin, “La red social” (2010); la perfecta “Zodiac”(2007) o las entretenidísimas “El club de la lucha” (1999) y “Se7en”(1995). Dicen de Fincher que tiene la capacidad de colocar la cámara justo donde toca. Y coincido, pero incluso él se equivoca.

Casi todos lo hacen. Los grandes son grandes precisamente porque no se acomodan en su género y buscan retos cada vez más y más grandes. Se equivoca Scorsese, se equivoca Woody Allen, se equivoca Tim Burton, Spielberg… ¿Y qué? Incluso al equivocarse suelen hacer películas mejores que la mayoría. Y hablo de esto porque entre la mencionada “Perdida”, y el anuncio de catástrofe de Tim Burton en “Big Eyes” (2014), pues me han jodido el mes. Y es entonces cuando pienso en lo complicado que resulta hacer una buena película. Y entonces amo a los grandes directores mucho más. Seré fiel a Alex de la Iglesia aunque su gran obra ya tenga demasiados años (“La Comunidad”, que se estreno en el 2000) y me haya tragado alguna cosa realmente infumable por su culpa.  Les admiro. Les admiro hasta las últimas consecuencias. Soy un hombre fiel, que le vamos a hacer…

Hablaba de Fincher como uno de los grandes silenciosos. Uso ese término para los grandes directores que ponen por delante la historia que están contando a su sello personal. Seguramente los primeros de la lista (cine contemporáneo) son Clint Eastwood y el rey de las historias, Spielberg. No es que no tengan estilo, cuidado, solo digo que son capaces de darle todo el peso al argumento que tienen por delante y renunciar a un “sello personal”. No le pediremos esto a Tarantino, por poner un ejemplo. Y menos a Haneke, Lars von Trier o a David Lynch. A cada cual lo suyo. A todo el que quiera empezar a ver buen cine les aconsejo que empiecen por los primeros. La historia. LA HISTORIA.

Steven_Spielberg Scorsese david-fincher hitchcock

Aprendí a ver cine tirando de directores y actores que me gustaban. Si veía algo de un tal Martin Scorsese y me gustaba… pues me tragaba su filmografía. Y en paralelo a otro que tal vez os suene. Un hombre llamado Hitchcock. Recuerdo empalmar “Los Pajaros” (1963) con “Uno de los nuestros” (1990). Imagínense el placer. Y como descubrí que el tema de la mafia me gustaba, a los días descubrí la trilogía de “El Padrino”, “Erasé una vez en América” (1984) o “Pulp Fiction” (1994). Y con ello a Coppola, Leone y Tarantino. Y claro, venga a ver películas. ¡Qué tiempos aquellos! Así aprendí a ver cine. Viendo a los grandes una vez y otra. Repitiendo, buscando, con listas larguísimas de películas por ver. La lista del gozo. Por el camino tropecé con obras menores y con películas malas, claro está. Pero nunca he buscado en Google: “Las mejores pelis de gángsters”. ¿Qué gracia tiene eso? Prefiero llegar a “Sed de Mal” (1958) solo y sin ayuda. Y darme cuenta al segundo visionado de que el plano secuencia inicial es de las cosas más maravillosas que he visto nunca. Y poder disfrutar así de Orson Welles y no pensar que es algo que ya ha pasado de moda y es imposible de ver.

Si algo aconsejo a los nuevos es que no usen listas. Van a ver que “Ciudadano Kane” (1941), del mencionado Welles aparece como una de las mejores películas de la historia. Y no les va a gustar. Y se cabrearan. Yo aconsejo el camino inverso. Coged vuestras pelis favoritas y tirad de directores, actores o géneros. Y si queréis ser más intrépidos, tirad también de guionistas. Y de directores de foto si aquello que habéis visto os ha molado por el tipo de iluminación que tenia. Y viajad. Y disfrutad del viaje. Ese es mi consejo para todos los que semana a semana me vais pidiendo que os aconseje películas y series.  Os aconsejo que viajéis que busquéis esa luz encendida y la disfrutéis.

Y solo a modo de anexo, un “OLE” así de grande a Risto Mejide por declarar que le encanta “La que se avecina”. A los que pensáis que lo hace por pertenecer a Mediaset os digo que penséis si Mediaset necesita que promocionen una serie que consigue más de 20% del share y reúne más de dos millones de personas cada semana. ¿Qué ocurre con LQSA? Puede no gustaros pero no podéis negar que hace reír a la mayoría. Y creo que es una de las series más sinceras de la historia de la TV española. Puede que no arriesguen, que se estanquen y que se repitan hasta la saciedad pero que nadie se atreva a decir que es peor a nada. Os recuerdo que todos estuvisteis enganchados al fenómeno “Perdidos” que es la trampa televisiva más grande la historia. Risto, estoy contigo, LQSA mola. Mola mucho.

X.SEGÚ

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: