SOBRE LA VIDA Y TODO TIPO DE FINALES

CINE TDS

“Todo principio tiene un final”. Una enorme frase con la que acababa The Matrix Revolution y que posiblemente es lo mejor de la desordenada tercera parte de la trilogía de los hermanos Wachowski. Tengo obsesión por conocer el interés humano por las historias ajenas, por las historias contadas, por las inventadas. Y si algo es evidente en cualquier historia es que termina. Aunque sea un final abierto, aunque sea un final triste, aunque sea abrupto. El oyente de cualquier historia, el espectador, el amigo que escucha; todos tienen la certeza de que al cabo de un tiempo esa historia acabará y eso produce una paz tremenda en nuestro subconsciente. ¿Por qué? Pues nos pasamos la vida empezando y acabando cosas, viviendo historias, escribiéndolas. Y no sabemos dónde poner los principios y donde están los finales porque por desgracia la vida es algo más compleja que una historia escrita. En una historia alguien escoge un inicio y decide que terminará de un modo concreto en un momento concreto. Siempre he pensado que este es uno de los principios básicos de la necesidad de escuchar historias: Esas historias acaban.

casablanca_1 shirley-in-the-apartment-shirley-maclaine-5246326-1280-720

La primera lección en el mundo de las historias siempre ha sido la siguiente: Toda historia tiene tres partes; inicio, nudo y desenlace. Todos conocemos esta máxima. En el inicio presentamos un protagonista, alguien que queremos que venza, que sea feliz, que lo consiga todo. Entonces le ponemos en un apuro muy gordo donde peligre su vida, su integridad, su forma de ver la vida, su felicidad. Le proponemos un gran reto y simplemente dejamos que luche contra él. Jugamos a ser Dios y le ponemos tantos obstáculos como sea posible. Dejamos que se rinda en algún momento, lo alejamos de aquello que quiere y al final, en el mejor invento de la dramaturgia, le damos un final. Puede salir victorioso, vencer al mal, conseguir a la chica y ser feliz o puede fallar. Y morir, o dejar escapar a la chica en un aeropuerto de Casablanca (Casablanca, 1942), o conformarse con su amistad (El apartamento, 1960). Todo vale mientras termine, porque incluso cuando el final es triste y no tenemos consuelo para el protagonista sabemos que durante el viaje de la historia este ha cambiado. Y es mejor persona, o más valiente, o menos rudo. Incluso en los finales más tristes tenemos una boya a la que agarrarnos para que, al salir del cine, al cerrar el libro, tengamos consuelo para nosotros mismos. En esto consiste amigos. Queremos historias para limpiar nuestros pecados, para huir de nuestra realidad, para evadirnos y también para pensar que, de algún modo, nuestras historias también pueden acabar. Y que cualquier final puede ser bueno si durante el trayecto hemos luchado, sufrido, amado y en definitiva vivido.

La lista de finales más valorados de la historia del cine guardaba una intrigante sorpresa para mí. Nos gustan los giros. Nos gusta que la historia nos sorprenda en el último momento. No contaré los finales para no convertirme en el rey de los spoilers pero los finales mejores valorados son los de Seven (1995), El sexto sentido (1999), El club de la lucha (1999), Saw (2004) y Sospechosos habituales (1995). Todas ellas con un giro final de lo más sorprendente. ¿Curioso? No tanto. ¿No nos gustaría que nuestra vida diese un giro en algún momento? Un gran giro. Un final que sea también un principio. Y si no me puedo poner tan filosófico, la explicación es todavía más sencilla. Estamos tan saturados de finales donde las cosas terminan como parecen que van a terminar que cualquier cosa que se salga de la norma nos pone cachondos.

ziguatanejo torino-eastwood

Y es por eso que lo doy más relevancia a las películas que, pese a terminar como parece consiguen tener un final esplendido: Cadena Perpetua (1994), Match Point (2005), la nombrada Casablanca (1942), Gran Torino (2008)… Finales sin sorpresa pero grandes finales, construidos poco a poco, sobre unos grandes cimientos para contarnos que a veces la vida es lo que parece. Y que los peores presagios se cumplen. Y los mejores. Construir un buen final no es fácil y aunque me parece mucho más complicado escribir un segundo acto fuerte y sin fisuras el final siempre es el resultado del viaje y en él hay que tener la idea fija en resolver dos cosas: ¿Consigue el protagonista su objetivo? Es decir ¿Se lleva a la chica? ¿Salva al mundo? ¿Saca la familia adelante? ¿Mata al malo? Pero la importante es la segunda, amigos. ¿Quién es el protagonista al acabar el viaje? ¿Es mejor persona? ¿Es más feliz? ¿Ha superado sus miedos? ¿Ha logrado hacer feliz a los demás?. A lo primero se le llama resolución de objetivo y es fácil de escribir, es fácil de contar. Lo segundo es lo jodido. Porque la historia de verdad siempre está en este segundo punto, en la resolución del conflicto interno. En ella el autor nos dice de verdad que historia nos está contando y como quiere acabarla.

Por eso los finales tristes a veces son alegres y los finales alegres muchas veces no lo son al completo. Y me encantan los finales tristes si consiguen hacerme sonreír. Para mí eso es la vida. Perseguimos objetivos como locos y no nos damos cuenta de que lo importante es quienes éramos al empezar la historia y quien somos al acabarla. Y como ha sido el viaje. Y con quien lo hemos compartido. Y a quien hemos conocido. Y eso mola. Mola mucho

X.SEGU

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

2 comentarios to “SOBRE LA VIDA Y TODO TIPO DE FINALES”

  1. Hablando de escribir: Albert López Vivancos | Promarex's Blog Says:

    […] trampa para el espectador. Hablamos de dos artículos de un servidor que retratan esta sensación: Sobre la vida y todo tipo de finales y Sobre el Deux ex machina, Lo imposible y como puede ser la vida de maravillosa pero ojo, aquí […]

  2. EL REFRITO DEL VERANO | Promarex's Blog Says:

    […] “SOBRE LA VIDA Y TODO TIPO DE FINALES” porque me encantan los finales (cinematográficos) y porque me encanta relacionar conceptos de guión con cuestiones vitales […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: