La partida de ajedrez, las historias perdidas y las notas de mí pared

CINE Todos

Pensé que el ajedrez se parecía a la vida. ¡Vaya un imbécil! Me gusta el ajedrez. Cada una de las 64 casillas. El blanco. El negro. Me gusta el peón, el alfil y la reina. Las aperturas, los enroques, los ataques por flanco, la defensa india de reina, los sacrificios, las clavadas. Me gusta que lleve tiempo y me gusta forzar la mente a calcular variables aun sabiendo que nunca podré calcular ni un uno por ciento del total de las posibilidades. Me gusta perder sin haberme equivocado y ganar sin despiste del rival. Y ¡Por Dios! Me gusta el ritual. Me gusta colocar las piezas poco a poco, mirar al rival, parecer un caballero y empezar el juego. Me gusta que la emoción marque una jugada y intentar ganar con psicología. Me gusta no ser mejor pero parecerlo. Me gusta no dudar. Me gusta vencer y que narices, aunque ponga cara de: “Bien jugado” me encantaría reventar el tablero contra una pared cuando pierdo. Me gusta el ajedrez. 1.e2-e4.

“La tabla de Flandés” es uno de mis libros favoritos y “En busca de Bobby Fisher” siempre me ha parecido una película extraordinaria. El ajedrez es el deporte por excelencia donde “solo” hay que usar la cabeza y el azar está fuera de la ecuación. Un imaginario perfecto. Algo tan bello que debe estar alejado de la realidad. Cualquier alegoría entre la vida y el ajedrez es estúpida y sin embargo… No puedo evitarlo. El ajedrez tiene un componente tranquilizador: Las piezas están a la vista, perfectamente situadas para el análisis. Se mueven bajo unas normas establecidas y no pueden salir de su ruta. En el ajedrez lo que debe ser, será. Aunque las posibilidades son prácticamente infinitas los componentes son 32. 32 piezas, nada más. Las vida es algo más complicada. No hay normas, no hay tablero y los personajes nos regimos por cualquier cosa excepto movimientos pautados. …e7-e5

chess

Cuando escribo un guión intento tener claro el esquema. Me proporciona una sensación de seguridad que necesito para trabajar y, si debo perderme en la historia y andar senderos que creía no iba a explorar, como mínimo espero tener un esbozo, una guía que me permita analizar los cambios propuestos. Dibujo la línea temporal, describo a los personajes y los espacios. Intento ordenar la historia por unidades narrativas… Conozco la teoría y al terminar intento ver si mi historia se aproxima más al paradigma de Popp, al de Syd Field o al ciclo del héroe. Antes de ponerme a escribir intento tener la sensación de que aquello que funciona en mi imaginario conduce a algo. Intento moverme por un terreno que me resulte familiar. 2. Cg2 – f3

partida2

Las partidas de ajedrez, en manos inexpertas, suelen abandonar cualquier lógica con facilidad. Las piezas se mueven sin sentido y se cometen errores de bulto. La sensación de control desaparece y sobre el terreno reina el caos. Yo no soy jugador de ajedrez pero si que intento ser dramaturgo. No importa cuánto hayas trabajado antes de empezar, tardarás muy poco en sentirte perdido y lo que parecía el mejor conflicto de la historia de la literatura se convierte en una versión anodina de algo que ya utilizaba Shakespeare. Empiezas a descubrir personajes que no son coherentes y situaciones que no se sostienen. Se tambalea el mundo que has creado y, por si todo esto no bastara, empiezas a sentir que no tienes ni tono ni estilo para aquello que estás escribiendo. Y eso en el mejor de los casos. Lo más probable es que no encuentres esa primera frase que te permite arrancar o que tardes más en escribir el primer capítulo de lo que eres capaz de soportar. Y si coges una noche buena y te parece que aquello es digno de ser publicado, tranquilo, despertarás al día siguiente, leerás el resultado y sentirás que eres el peor dramaturgo de la humanidad. Perviertes la partida y empiezas a rehacer lo planteado en bolígrafo rojo, con muchos tachones, con muchos cambios. Empezaste con la intención de hablar sobre cuán efímera parece la vida y acabas con una comedia romántica de tres al cuarto donde tu protagonista es el guapo de la universidad y la afortunada es la mejor amiga de la cheerleader. Y en esos momentos solo intento tener la palangana cerca. …Cb8 – c6

En-busca-de-Bobby-Fischer-3527-E1

Y es cuando me encuentro en esa tesitura que debo escoger entre dos opciones: O mando la historia al garete o lucho por ella. No es siempre una cuestión de valentía, algunas veces nos encontramos en un callejón sin salida. Algunas veces simplemente hay que aceptar la derrota y dejar caer al rey, abandonar la historia, vaciar las paredes de esquemas y notas y volver a empezar, con algo nuevo, con algo fresco. Algunas veces nos metemos en caminos que no conducen a ningún lado. Hay que ser cabezón e intentar salir adelante pero si para algo nos sirve el sentido crítico es para darnos cuenta de que a veces lo mejor es abandonar. Pienso en mis historias perdidas, aquellas que maté antes incluso de haber empezado. Pienso en aquellas partidas que sabes que vas a perder en apenas unos movimientos y en cuantas y cuantas veces he tumbado mi rey. Pienso en la vida, y en las cosas que no he terminado, en las decisiones que no he tomado, en las historias que he truncado. Pienso en todas aquellas cosas a las que he renunciado. Trabajos, viajes, momentos, mujeres… Pienso en todo ello y, acto seguido, recuerdo que la pared de mi habitación nunca está vacía porque cuando arranco las notas de algo que no puedo escribir siempre es para empezar algo nuevo. Y eso mola. Mola mucho.

X.SEGÚ

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Una respuesta to “La partida de ajedrez, las historias perdidas y las notas de mí pared”

  1. EL REFRITO DEL VERANO | Promarex's Blog Says:

    […] “LA PARTIDA DE AJEDREZ, LAS HISTORIAS PERDIDAS Y LAS NOTAS EN MI PARED” porque me encanta el ajedrez y conseguí construir un texto a partir del juego de lógica por antonomasia. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: