Momentos de un editor (II)

llibres_recurs

ESPEJISMOS.

Domingo.

Esa primera hora de la tarde cuando el sol se apoltrona por todos los rincones del pueblo y busca con avidez adentrarse en lo más recóndito de las casas. Las puertas resisten en silencio a la persistente llamada del tórrido peregrino.

Una leve brisa aparece incómoda, desorientada. Y desaparece, como si de no ser descubierta, se tratara.

Las agujas del reloj de la iglesia se detienen, exhaustas, la brújula de su andadura busca dónde dirigir el siguiente paso. De repente, un sonido emerge seco, corto, invisible:

El tiempo camina inexorable.

Empinadas callejuelas no facilitan orientar el rumbo.

El horizonte es la promesa, la fuente.

Inalcanzable, entre dunas de silencio:

Guardianes impasibles de las respuestas por descubrir.

EdicionesPromarex

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: