“EL HOMBRE QUE CAYÓ EN LA TIERRA”, de Walter Tevis (Contraediciones)

45a093

Contraediciones acaba de presentar esta novela que, si bien no es ninguna novedad, se trata de una auténtica rara avis, pues ha estado mucho tiempo sin editarse en lengua española (la última edición en español que conoce un servidor data de la década de los 80), y sin duda no suele citarse entre las más influyentes del género de la ciencia-ficción.

La razón de está reedición, que por otra parte bien se merece, se puede deducir rápidamente con sólo ver la portada: un primer plano de David Bowie en una de sus más flamantes encarnaciones: la del Duque Blanco de mediados de los 70; los más fans del genial musico inglés reconocerán un fotograma de la adaptación cinematográfica de la novela que nos ocupa, que en 1976 fue dirigida por Nicholas Roeg e interpretada por el susodicho. Obviamente el fallecimiento de éste a principios del presente año no es ajeno a esta reedición.

Thomas Jerome Newton, el protagonista de esta historia, es un extraterrestre del planeta Anthea, cuya civilización, mucho más avanzada que la nuestra, fue prácticamente devastada por las guerras atómicas. Los pocos supervivientes lograron contruir una nave espacial con capacidad suficiente para que un solo elegido pudiera viajar hasta la Tierra y, una vez aquí, encontrar la manera de construir una nave más grande para volver a Anthea a recoger a todos sus compatriotas… En la Tierra, Newton resulta ser extremamente frágil y enfermizo, pues la gravedad y la temperatura de la Tierra le afectan profundamente a pesar de haber recibido adiestramiento para soportarlas. No obstante se las arreglará, gracias a sus conocimientos científicos muy superiores a los nuestros, para hacerse multimillonario y así poder llevar a cabo su plan. Lo que no había previsto es que algo le afectase mucho más aún que la gravedad y la temperatura: las pasiones humanas…

Resulta inevitable establecer comparaciones entre el film y la novela, y la verdad es que ésta sale ganando ampliamente. El film, a pesar de la magnética presencia del Duque Blanco, se resentía de un exceso de (pretendida) experimentación visual muy de la época (montaje estrambótico y un tanto inconexo, abundancia de zooms innecesarios…) que lastraba el guión, volviéndolo demasiado lento y a veces incomprensible. Con todo, un film interesante de ver, si bien no muy acertado, aunque sólo sea para contemplar la por otra parte impecable interpretación de Bowie y quizá recrearse un poco en la estética colorista y quasi-psicodélica, cien por cien setentera, que desprenden sus fotogramas.

Sin embargo, lo que en el film era lentitud y vacilación guionística, en la novela es un relato preciso y ágil, con un justo sentido del ritmo narrativo y un considerable dominio de la psicología, sin duda una de las grandes cualidades del autor Walter Tevis. El lector empatiza casi inmediatamente con cada uno de los personajes, incluso los más antipáticos, gracias a la habilidad descriptiva del autor; todo lo contrario que en el film, donde uno nunca llegaba a entender del todo bien lo que ocurría.

La novela, en fin, ha envejecido espléndidamente, y de hecho ahora mismo resulta en especial interesante por la temática que trata. Hay pasajes que podrían haberse escrito hoy mismo: los que retratan la progresiva e inexorable degradación del medioambiente y los que se refieren al lacerante capitalismo que es la causa de aquéllo. Porque, por cierto, éstos son los grandes subtextos del relato; éstos y las (bajas) pasiones humanas que a su vez son la causa de todo. En definitiva un clásico a reivindicar y una lectura intensa y entretenida.

Enric Mora

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: