Posts Tagged ‘periodismo’

“EL MOTEL DEL VOYEUR”, Gay Talese (Alfaguara)

febrero 9, 2017

gay-talese-motel-voyeur

Gay Talese es un periodista norteamericano que hasta hace pocos años no había trascendido en España, aunque en su país se hizo enormemente famoso en 1981 con “La mujer del prójimo”, su extenso y muy bien documentado estudio sobre el comportamiento sexual de la sociedad estadounidense. Recientemente se ha publicado su nuevo libro, “El motel del voyeur”, de nuevo un reportaje (aunque hay quien lo pone en duda) que supuestamente estuvo más de treinta años sin publicarse para no delatar al protagonista del relato: Gerald Foos, un motelero de Colorado que secretamente adaptó las instalaciones de su establecimiento para poder practicar el voyeurismo, espiando a todas las parejas que se alojaban allí y contemplando infinidad de prácticas sexuales y algún que otro episodio escabroso, incluyendo un asesinato.

(more…)

Anuncios

Hablando de escribir: Marta Martínez Carro

febrero 13, 2015

Muertes inéditas. Este es el libro publicado por Marta Martínez Carro y a priori, antes de hablar con ella, pienso que no dista demasiado de una serie de estados de Facebook ordenados y preparados para ser leídos. Días más tarde siento vergüenza de ese primer análisis banal. Leo su blog, cerodeinteres , y pienso que aunque no dejan de ser vivencias contadas, que narices, están muy bien contadas. Hablamos durante unos cuarenta minutos. Marta me encanta, su forma de entender la escritura, su forma de comunicar, sus historias, su experiencia… Y aquí me encuentro, pensando que decir, que contar. ¿Cual es el reflejo de esa conversación? Eso es lo importante. Vamos a ello.

descarga

EL MOMENTO

Marta me cuenta que ya no es aquella chica que escribió Muertes inéditas, que le ha costado mucho defender su obra una vez publicada, pero que, por supuesto, no se arrepiente de ella. Terminó el libro y en un momento de máxima exaltación lo mandó a tres o cuatro editoriales. Una de ellas respondió interesada. ¿Cuántos podemos decir lo mismo? El libro ha viajado de chica a chica y aunque no puedo negar que no formará parte de la lista de mis libros favoritos es un libro que cuenta la verdad. Una verdad concreta, incómoda y sobre todo, una verdad con muchos cojones (u ovarios). Y eso merece mi respeto. Merece el respeto de absolutamente todo el mundo.

Periodista de estudios y comunicadora por vocación Marta ha necesitado las historias desde su niñez. Me cuenta que dejó de escribir muchos años hasta que volvió a necesitarlo. La libertad que otorga es antónima a los cánones del periodismo así que imagino que para Marta fue muy importante reencontrarse con las historias. Aunque son sus historias, aunque trabaja desde su realidad, desde su momento, desde su verdad. ¿Hay algo más auténtico y sincero que esto?

Dice algunas cosas que son reiterativas como toda persona que de un modo u otro viva para escribir. Cuenta que leer es la clave para aprender a escribir. Que escribir es su modo de expresarse. Que escribir le permite cambiar. Y escribe desd el momento. El momento. Ella siente las historias en un momento concreto y las exprime. Son historias cortas, concretas y sencillas. Aunque ¡cuidado! sencillo no quiere decir vacio. Las historias de Marta explotan de contenido. Historias pequeñas sobre grandes momentos, grandes personas. Tenemos modos opuestos de escribir. Yo soy planificado, organizado y amante de la ficción. Ella es esporádica, concreta y amante de su verdad. Y aún así me pasaría un mundo entero escuchando sus palabras.

image1

COSAS QUE HABLAR

Marta utilizó la escritura para liberarse. La utilizó como terapia y ahora su terapia puede ser muleta de mucha gente. ¿Quién puede negar el sentido de este poemario? Su  blog vale su peso en oro, lo recomiendo encarecidamente. Vivimos mundos muy distintos. Ella es poesía y momento, yo soy prosa y temple. Quiero pensar que se encontró relajada mientras hablábamos. Quiero pensar que no se sentirá atacada por mis conclusiones. Marta: Escribe, lucha, cuenta y espero (por favor) que encuentres el modo de convertir tus relatos en novelas, porque eso si que será grande. Yo querré leerte. Al final tenemos muchas cosas en común. Nos morimos por contar, por explicar, por mostrar nuestra opinión. Y en eso ella es mucho más sincera que yo. Ambos vivimos por escribir las 24 horas del día. Eso nos acerca al mismo club. Y me gustaría formar parte del club de Marta. No tengo mucho más que añadir, aunque quisiera. En su libro, en su blog hay más verdad que en todo lo que yo pueda escribir. Yo tomo un carajillo, ella prefiere no tomar nada. Es cercana, sincera y, por supuesto, es veraz. Aunque no lo quisiera, lo tiene todo escrito.

“Si no creo en Dios ni en las uvas de la suerte de fin de año no veo por qué debería hacerlo en la felicidad como obligación o en la pena como inevitable. La vida no es un paraíso ni un jodido infierno. La vida es. Y eso es más que suficiente.” Marta Martínez Carro

X.SEGÚ