Posts Tagged ‘Tarantino’

Sobre cosas que nunca he dicho, el espacio y el conflicto interno

febrero 15, 2015

CINE TDS

Esta semana trabajé un tema complicado. Escribo el guión para un programa de radio. Es un programa muy poco ordenado donde la audiencia manda y por lo tanto el guión es más bien una introducción al tema. Siempre tengo ganas de apretarlo un poco y ponerle un poquito más de contenido pero ya sabéis, los de arriba mandan. El tema para el programa del miércoles era el siguiente: “Cosas que nunca he dicho”. Madre mía… Ni corto ni perezoso preparé el contenido y seguí a mis cosas. El documento, con el guión escrito, quedo en el escritorio de mi ordenador, esperado ser eliminado u ordenado a la carpeta correspondiente. Sin embargo, como si de un elemento de preparación se tratará, días más tarde me encuentro con él. Y lo vuelvo a leer. Borro todo el texto y vuelvo empezar. El programa ya se había emitido, ahora ya no escribía para la audiencia, ni para los locutores. Ahora escribía para mí, y como creo que uno nunca escribe para uno mismo… pues lo hacía para el “Lector Constante” que define Stephen King, para el espectador de Casseti, para el pueblo de Shakespeare. Lo escribía para aquel destinatario que se que nunca lo va a leer.

El mundo del cine se encuentra en su momento más bello. Tenemos películas que luchan para los Oscar, películas que han ganado un Goya, películas vencedoras del Bafta. Tenemos una lista enorme de películas que se estrenarán en breve y que todos esperamos. Se estrena esa adaptación de Cincuenta sombras de Grey modo azúcar. Curioso caso, una novela barata de porno (uy, perdón, erotismo) convertida en película romántica (uy, perdón, erótico-romántica). Series canceladas y series que renuevan, algunos capítulos de House of Cards que se filtran durante unas horas, Tarantino rodando The Hateful eight… Sea como sea, la actualidad se me antoja pesada. “Cosas que nunca he dicho” es mucho más interesante.

descarga      Cincuenta_sombras_de_Grey-912906562-large

Hoy escribo des de mi lugar favorito y en mi momento favorito. Delante del fuego, con una cerveza, escuchando la BSO de Kill Bill vol.2, solo… Hay pocas cosas que no haya vivido entre estas paredes y nada que no les haya contado a ellas. Hablar del espacio siempre me recuerda a dos máximas de la literatura y el guión y como de momento esto está un poco desordenado empezaré por aquí: EL ESPACIO. Un espacio puede ser activo o pasivo; un espacio puede tener relevancia en nuestra historia o pasar desapercibido. ¿Y cómo reflejamos eso en dramaturgia? Stephen King nos da la primera respuesta en su definición de literatura: Imaginamos una habitación vacía. En el centro de la habitación hay una mesa con una llave. ¿Os lo imagináis? Pues eso es literatura.

Lo que el genio del bestseller quiere decir es que nuestra mente ya completará toda la información que no sea imprescindible. En el texto solo pondremos aquello que de verdad importa. ¿Cómo es la habitación? ¿Tiene puertas? ¿Ventanas? ¿Cómo es la llave? Y la respuesta es, ¿y qué más da? Nosotros debemos escribir aquello que es importante para el relato. Yo he descrito mi lugar: Delante del fuego, con una cerveza, escuchando Kill Bill vol.2, solo… Todo lo demás os lo dejo a vosotros. La segunda ley del espacio es que si de verdad el espacio importa debemos de explicarlo sin decirlo. Decir: “Jake entro en la habitación más importante de su vida” provoca arcadas pero decir “Jake se sintió a salvo cuando entendió que no debía contarle nada a su viejo sillón. Se sentó en silencio y recordó cuanto amor y cuanto odio habían sentido aquellas paredes. La recordó a ella y solo el sonido de la madera al quemarse le hizo recobrar la cordura. Cuatro paredes y una copa de whisky para abandonar la zozobra”. No es una obra de arte pero se deja leer. EL ESPACIO

La lista de cosas que nunca he dicho seguirá intacta. Hay cosas que nadie necesita saber y hay otras que uno no se pueden contar aunque quiera. Es una reflexión obvia supongo. Y a eso se le llama ESPACIO INTERNO. Y las leyes que se aplican al ESPACIO son idénticas a las leyes del ESPACIO INTERNO con una sola diferencia, con el espacio interno hay que tener mucho más cuidado. Decir que un personaje es listo es faltarle el respeto al lector. Hay que demostrarlo. Fijaros en Jake, esta triste, y eso lo entendemos todos. Pero no hace falta decirlo. El tratamiento de los espacios es una muy buena medida para ver si algo está bien o mal escrito. Por eso cuando la gente dice que no se puede decir que una novela/película es buena o mala yo me cago en todo la cagable. Hay muchas pistas, el espacio es una de ellas.

El espacio interno de los personajes es seguramente el elemento más importante de cualquier historia y es trabajo del dramaturgo explotar ese aspecto con mimo y cuidado. Dando la información adecuada en los momentos adecuados y de un modo adecuado. El ESPACIO INTERNO de los personajes conduce al CONFLICTO INTERNO. Y eso si que es la gallina de todos los huevos. El conflicto interno es aquello contra lo que lucha el personaje y que se encuentra dentro de él. ¿El miedo? ¿La ira? ¿La pena? ¿La soledad?… El conflicto interno es necesario y es el elemento principal que permite que nos identifiquemos con un personaje.

Quiero comunicarme y sin embargo solo soy capaz de hacerlo des del silencio, des de la calma. En mi lista de cosas que nunca he dicho hay demasiadas cosas que debería gritar. Puede que coja una botella de cava, vaya hacia el Corte Inglés más cercano y las grite mientras me bebo el cava, me desnudo y paso una bonita noche en el calabozo y unos cuantos años de terapia. Casi prefiero seguir aquí, con mi cerveza, mi fuego, mis cuatro paredes… Casi prefiero pensar que en algún momento podre decir las cosas que nunca he dicho y que alguien querrá escucharlas. Y eso mola. Mola mucho.

X.SEGÚ

Anuncios

SEMANA DEL 22 AL 28 DE DICIEMBRE

diciembre 22, 2014

RECOMENDAMOS

TÍTULO: CINE DE ALIENS Y ROBOTS

AUTOR: Adolfo Pérez

SINOPSIS: El cine ha insistido en que los extraterrestres son casi siempre seres poseedores de una alta tecnología, así como de un aspecto que a nuestros ojos es horroroso, tanto como lo son sus propósitos destructores de la raza humana, una especie tan inferior para ellos que solamente sienten interés por aniquilarla. Pero si estos seres orgánicos son temibles y en ocasiones casi indestructibles, ¿qué podemos decir de los robots, unas máquinas casi siempre diseñadas para la guerra? Si, además, juntamos a ambos elementos dentro de un gigantesco platillo volante, y les dotamos de un armamento sofisticado y eficaz, las consecuencias para nosotros, los sufridos humanos, serán tan desastrosas que mejor ni las imaginamos, así podremos dormir tranquilos. Esta es la misión de este libro: recordar a los lectores las numerosas referencias que el cine tiene hacia los robots y los alienígenas, con las películas más emblemáticas y los personajes más carismáticos, todo ello ilustrado con numerosas fotografías.

 

TÍTULO: DE HITCHCOCK A TARANTINO

AUTOR: Angel Comas

SINOPSIS: El “Film Noir” nunca fue un género sino un movimiento cinematográfico. Pertenece a una época -de 1940 a 1958- y a un país -Estados Unidos- y surgió por una conjunción irrepetible de elementos sociales, políticos y de producción. “Sed de mal” de Orson Welles fue el film que cerró aquel ciclo, abriéndose paulatinamente el del “Neo Noir” o “Nuevo Film Criminal” (el New American Crime Film), esta vez un auténtico megagénero que, con el paso del tiempo, y después de iniciarse en el cine independiente, se ha convertido en uno de los más populares de Hollywood, influenciando cinematografías de todo el mundo. Paralelamente, ha sucedido lo mismo con la literatura criminal. Escritores como Elmore Leonard, Ruth Rendell, P. D. James, Donald Westlake, Jim Thompson, Ed McBain y un largo etcétera han sido punto de partida o de inspiración, entre otros, de directores como Quentin Tarantino, Curtis Hanson, Lawrence Kasdan, John Dahl, Martin Scorsese, Francis Ford Coppola o Robert Altman, estableciéndose una eficaz interacción entre cine y literatura para escribir la historia crítica de EE.UU. de los últimos cuarenta años, desde 1959 hasta el 2005. En este sentido, no hay otro género que pueda equipararse al “Film Criminal”. Este libro trata del “Neo Noir” o “Film Criminal Norteamericano”. Después de una justificación teórica en que se analiza la evolución del film criminal y su interacción con el “Film Noir” clásico, el autor se adentra en 61 tendencias, prototipos y lugares comunes, analiza a 113 autores básicos para el género (directores, escritores o guionistas), entre elos a Arthur Penn, William Friedkin, James Ellroy, Brian de Palma, Paul Schrader, Charles Williams, Clint Eastwood, David Mamet o Michael Mann, y 791 películas fundamentales entre las que figuran “El padrino”, “Harry el Sucio”, “Reservoir Dogs”, “Blade Runner”, “El hombre que nunca estuvo allí”, “L.A. Confidencial” o “Instinto Básico”.

 

TÍTULO: THE ART OF PIRATES OF THE CARIBBEAN: ON STRANGE TIDES

AUTOR: N/D

SINOPSIS: ‘The Art of Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides muestra todo el increíble desarrollo visual llevado a cabo durante la creación del film. Arte conceptual, interpretaciones digitales, el guión gráfico y bocetos de la ropa y el atrezzo . Todo este material tan preciado junto a textos explicativos escritos por el publicista del equipo (Michael Singer), está cargado en este buque de los sueños. Para todo marinero que desee preservar las tradiciones piratas para siempre jamás, este libro equivale a un sorbo de la copa de la vida.

 

TÍTULO: BRITISH FILM POSTERS

AUTOR: Sim Branaghan

SINOPSIS: No hay sinopsis disponible

 

TÍTULO: CANCIONES DEL GRAN HOLLYWOOD

AUTOR: Javier Coma

SINOPSIS: Una de las obras más ambiciosas y con mayor número de ilustraciones entre las cincuenta de Javier Coma publicadas hasta hoy. Este libro evoca quinientas muy populares melodías cuyas interpretaciones vocales obtuvieron elevado relieve a lo largo de la edad dorada del cine americano, según películas de todos los géneros. El libro contempla canciones de tendencias tan dispares como, por ejemplo, las baladas del Oeste, los himnos espirituales negros, las marchas militares o las tonadas de amor. Diversos anexos con información especializada sobre compositores, actores y actrices, enriquecen aún más la enorme contribución del volumen al recuerdo de un mundo fascinante, donde brillaron múltiples secuencias cinematográficas con memorable alcance.